Pintando retrato ( con mucho amarillo )

Realice este retrato pensando en mis visitas al museo cuando era un niño, no recuerdo exactamente mi primera visita al Museo de Arte, creo que fue a los 9 años, mi madre pinto todas su vida y visitaba el museo de tiempo en tiempo en busca de inspiración creo que todos hacemos eso, buscamos conocimiento e inspiración en los Museos.

Recuerdo los primeros retratos clásicos que vi en libros y los que vi en el Museo todos tenían un tono de piel muy amarillento, la primera visita al museo me sorprendió y me quede pensando que algo estaba mal, pero luego de seguir viendo pinturas clásicas en libros y mas visitas al museo, asumí que esa era la forma de pintar, que asi se pintaba el color piel.

(Hago un paréntesis aquí porque en el museo hay muchas obras no todas son tan antiguas ni todas tienen ese tono amarillento producto del barniz oxidado, pero por alguna razón se quedo grabado en mi cerebro las pinturas de piel muy amarilla tanto de mis visitas al museo como de los libros que veía)

Entonces asumiendo que así se pintaba el color piel pinte mi primer obra, una copia de Rembrandt (Danae), estaba feliz, para mi era el mejor cuadro del mundo, recuerdo que mi madre me dijo esta muy amarillo, no respondí solo me quede pensando que algo estaba mal con ella, al final las obras del museo eran así, así se pintaba, mi obra era perfecta (con los años descubrí que estaba equivocado)

Prometo publicar la foto de la pintura, la cual vi hace unos meses, pero ahora que la busque no la pude encontrar.

Son increíbles las cosas que nos impactan y a través de las cuales formamos nuestro propio punto de vista, bueno en un niño eso es mas fácil.

One Response so far.

  1. Jose Luis alcalde dice:

    Sencillamente exelente de lo mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas