Pintando un retrato con lapiceros

Dibujar y pintar un retrato con lapiceros o boligrafos exije una gran concentración debido a que los errores cometidos no se pueden corregir, por ese mismo motivo es un gran ejercicio dibujar con lapiceros y concentrarnos al máximo.

La gamma de colores no es muy extensa pero son suficientes para tratar de lograr el color piel.

Para lograr un mejor resultado es conveniente empezar con un color claro y conforme avanzamos utilizamos los colores mas oscuros, luego matizamos con los distintos colores, en este juego de colores he encontrado un gris y dos verdes los que sirven muy bien para agrisar los colores intensos típicos de la tinta de los lapiceros, así que aplicando unas capas de gris se bajara el tono del naranjas y lo mismo ocurrira con los verdes.

Aqui les dejo una foto de los colores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas